Precios de vivienda al alza por tierra escasa y cara

26 de Enero de 2013

Analistas dicen que en Bogotá el fenómeno se acentúa y que en otras ciudades también ocurre.

Comprar una casa o un apartamento nuevo o usado en algunas ciudades de Colombia ahora es más complicado, ya que los precios cada vez están más altos.

Esta es la queja recurrente de las personas con intención de invertir, situación que confirman las cifras sectoriales que permiten presagiar un arranque de año con cautela, por lo menos para el segmento de la vivienda, pues otros usos (bodegas, oficinas, etc.) estarán mejor.

Los datos del Dane confirman la tendencia, ya que en el tercer trimestre del 2012 los precios de la oferta residencial tuvieron una variación de 11,02 por ciento, frente al 9,05 por ciento del mismo periodo del 2011.

Lo mismo reportó el Banco de la República, a través del Índice de Precios de la Vivienda Usada, que registró un alza de 5,1 por ciento en el mismo lapso.

“Una burbuja es algo que debemos descartar de entrada”, dijo el presidente de la constructora Apiros, Jorge Luis López, quien señaló que parte del problema está en Bogotá donde, por la falta de tierra y la incertidumbre en el Plan de Ordenamiento Territorial, la producción ha caído.

“Así, el poco suelo urbanizable que hay es más caro y, por lo tanto, los precios para el comprador aumentan”, dijo López.

Y aunque los analistas dicen que la situación ha sido más marcada en la capital del país –que tiene una participación de casi 50 por ciento en las estadísticas nacionales– ciudades como Bucaramanga, Cali, Medellín y Pereira no se escapan del fenómeno.

Por ejemplo, la capital de Santander tuvo una variación de 19,32 por ciento en el valor de la oferta nueva en el tercer trimestre del 2012 contra 7,43 del 2011, mientras que en Cali fue de 7,59 frente a 1,74 del 2011. Y Medellín tampoco sale avante, pues aumentó 8,69 por ciento contra 7,50.

Según Rafael Marín, presidente de la constructora Marval, que tiene su origen en Bucaramanga, en la ciudad la situación es similar a la de Bogotá: “No hay suelo, la demanda crece y esto nos ha obligado a evaluar proyectos en terrenos de expansión”, señaló el empresario, quien agregó que, de paso, históricamente los aumentos de precio en la oferta para estrenar siempre han arrastrado los de la usada.

Para Luis Eduardo Jiménez, gerente de la firma inmobiliaria Jiménez Nassar & Asociados, “los constructores vamos subiendo los precios en la medida en que la oferta se va agotando y eso sucedió el año pasado”.

Sin embargo, sin poder construir por la falta de tierra y el precio alto de la poca que hay, para el caso de Bogotá, la situación este año solo es de expectativa.

‘EN BOGOTÁ HAY CASOS DE ESPECULACIÓN’

Para César Llano, presidente de la Federación Nacional de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), a pesar de las cifras al alza, en los años más recientes (2009 al 2011) se evidencia una tendencia a la estabilización con crecimientos promedio similares para los dos tipos de vivienda: 9,6 por ciento para la nueva y 9,2 por ciento para la usada.

Aun así, el dirigente reconoce que en mercados con escasez de suelo, como el bogotano, hay una dinámica de formación de precios en algunos segmentos, que parece no atender las condiciones de oferta y demanda.

“A esto se suman poseedores de lotes con prácticas especulativas, que distorsionan el nivel histórico de los precios”, enfatizó.

Gabriel E. Flórez G.

Economía y Negocios


Planes especiales de centros históricos: laboratorio en construcción

24 de Septiembre de 2018

Ventas de viviendas en construcción en el país sumaron $ 9,8 billones

24 de Septiembre de 2018

9 cosas que debes saber antes de empezar a construir la casa de tus sueños

13 de Agosto de 2018

Más de 32 paí­ses buscan insumos en Colombia

13 de Agosto de 2018

Mejora perspectiva de gremios de construcción e infraestructura

16 de Julio de 2018

Mas Noticias