El --crowdfunding- para financiar proyectos de construcción en el paí­s

16 de Septiembre de 2020

Finnova busca ser la primera sociedad de financiación colaborativa en este campo en Colombia.

Usar la tecnología para solucionar uno de los problemas más grandes que tienen los constructores a la hora de comenzar sus proyectos fue el punto de partida de Germán Jaramillo, ingeniero civil y CEO de Finnova, para empezar a desarrollar la idea de crear la primera sociedad de financiación colaborativa en el país para la construcción

 

Luego de 22 años en el sector identificó lo que él llama “un gran dolor”: las demoras y los largos trámites con entidades financieras para que proyectos del sector constructor y edificador cuenten con los recursos necesarios para ser ejecutados.


De ahí empezó a surgir su propuesta, ¿por qué no utilizar el modelo de crowdfunding –financiación colectiva de proyectos– para acercar inversionistas a este campo?

Siempre se requieren altos recursos para desarrollar esta actividad y casi todo se consigue en el sector bancario, por eso nació la inquietud de buscar más alternativas financieras para este campo”, señala Jaramillo.

Todo derivó finalmente en crear Finnova, una fintech con un modelo de negocio de crowdfunding inmobiliario que permite que un gran número de inversionistas le apuesten a apoyar proyectos de construcción en distintas ciudades del país.
Lo novedoso, resalta, es que para participar, una persona puede invertir desde un millón de pesos en adelante.


“Nos basamos en el decreto 1357 de 2018, que regula la parte del crowdfunding en Colombia y establece unas categorías y unos topes para los inversionistas, atados a su patrimonio y a sus ingresos anuales; de acuerdo a ese perfil que tenga ese inversionista tiene unos topes en los que puede invertir en la plataforma”, detalla.

Esto llevó a radicar la licencia de operaciones en noviembre del año pasado en la Superintendencia Financiera, la cual el Ministerio de Hacienda determinó como la entidad encargada para realizar la inspección y vigilancia de este tipo de modelos.
Finnova espera que para finales de este año la Superfinanciera dé luz verde a su plataforma y así poder comenzar a operar en febrero del próximo año.

Germán Jaramillo
 

¿En qué consiste?

 

La plataforma cuenta con un algoritmo que está basado en información del sector, entre esta reportes de Camacol, datos del mercado, precios por metro cuadrado y estudios sobre otros proyectos.

El algoritmo puede calcular una cantidad de escenarios y situaciones que nos dan parámetros de medida muy valiosos para la información. Esto se va a seguir alimentando con la data que vamos a ir teniendo a medida que la plataforma vaya evolucionando”, indica.


Lo anterior permite que la página haga una evaluación de los documentos presentados una vez estos sean ingresados a la plataforma y les den una calificación. Esto puede tardar un periodo de máximo un mes, así lo asegura Jaramillo.

El país, después de la crisis, necesita más empresas, más emprendimientos y más innovación

 

Con este reporte que genera el algoritmo, un comité de expertos, compuesto por ingenieros, arquitectos, agentes comerciales y peritos, evalúa y le da el visto bueno para que la iniciativa inmobiliaria haga parte del catálogo de inversión de la página de crowdfunding.

“Solo llegan proyectos que cumplan con altos estándares de calidad, de riesgo de mercado, jurídicos, de estudios de suelos, que sean sismorresistentes, entre otros. Y esos son los que publicamos en la plataforma para que el inversionista pueda seleccionar solo los mejores proyectos”, explica el CEO de Finnova.

Las personas interesadas en participar en este modelo realizan una inscripción completamente virtual. Por esto no necesitan imprimir ningún documento. Los contratos que se realizan son digitales, incluyendo las firmas. Así mismo, se incluye un reconocimiento biométrico del inversionista, el cual también tiene acceso a la app de la plataforma.

Una vez la persona ya se ha vinculado puede acceder a los proyectos que ya tengamos publicados, escoger de acuerdo a su perfil y su interés, dependiendo de si quiere invertir el dinero y recuperarlo en un año o invertir en oficinas o apartamentos. Hay una cantidad de parámetros que la persona escoge según sus gustos y perfil de riesgo”, señala Jaramillo.

Finnova busca contar con cinco proyectos máximo al mismo tiempo dentro de la página y dependiendo de cada uno de ellos se ofrece rentabilidades, asegura Jaramillo, entre el 12 y 18 por ciento efectivo anual.

Un mercado que crece

Aunque en el país la Bolsa de Valores de Colombia ya cuenta con una plataforma de crowdfunding, a2censo, la cual ha logrado unir 1.257 inversionistas con pequeñas y medianas empresas en Colombia, Finnova sería la primera sociedad de financiación colaborativa enfocada únicamente al tema inmobiliario.

--------------

Nota tomada de https://www.eltiempo.com/

Jaramillo asegura que es un mercado que tiene muchas posibilidades en el país y que en Latinoamérica está en crecimiento, solo en México ya hay 26 plataformas de crowdfunding funcionando.

“Un ecosistema se construye con actores. El llamado es a que crezcamos como ecosistema, hay espacio para muchas más plataformas en el mercado y es una solución que requiere la economía en este momento. El país, después de la crisis, necesita más empresas, más emprendimientos y más innovación”, puntualiza Jaramillo.


El --crowdfunding- para financiar proyectos de construcción en el paí­s

16 de Septiembre de 2020

Pese a la pandemia, aumenta la venta de vivienda nueva en el paí­s

16 de Septiembre de 2020

Vivienda nueva tendrá 10 años de garantí­a a partir de febrero de 2021

27 de Agosto de 2020

Sostenibilidad, el nuevo camino de la construcció de vivienda en Colombia

27 de Agosto de 2020

Cartera de vivienda se ha deteriorado un 4,7%

20 de Junio de 2020

Mas Noticias